Primera prueba del traje de comunión

Algunos trajes los vemos en fotos o en una percha y no nos dicen nada, pero cuando se lo vemos puesto pensamos ‘perfecto, es su estilo’. Así que es fundamental elegir dos o tres diferentes para probárselos.

Tras tres días persiguiendo a mi hermano y a mi cuñada, consigo que el primero me traiga su traje y la segunda el de su hermano, los dos trajes que a mi hijo le gustaban. ¡Menos mal que los dos trajes estaban en buenas condiciones!. Se los hemos probado, no son su talla, le quedan grandes, pero la abuela le arreglará el que prefiera…

Mi hijo ha elegido el de color claro, el que llevó mi hermano en su primera comunión hace más de 30 años, pero estaba intacto, hasta la camisa que pensábamos que estaba muy usada. Le queda genial, informal y fresco, como es él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s