Enseñar el traje y los regalos

Enseñar el traje y los regalos

Esta es otra de las costumbres de la zona en la que vivo, preparar la casa para recibir a todas las visitas del mundo mundial, enseñar el traje y los regalos de comunión e invitar a un aperitivo a todo el que viene.

Es algo agotador, para empezar por que has de tener la casa preparada para la inspección que vecinos y familiares te hacen, y además, has de estar todo un día recibiendo visitas. Está claro que si al niño le hace ilusión, se hace y ya está, pero con el poco tiempo que tengo… la casa necesita una mano de pintura, el suelo no tiene nada del vitrificado que repasamos hace cuatro años, las fundas del sofá están que dan pena…

¡Bien! Mi hijo ha dicho que ¡pasa del tema! Así que me he librado de este compromiso, aunque la opción más socorrida es anular el piscolabis y poner el traje en la primera habitación de la casa, esa hubiese sido mi opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s